CÓD.A05-S05-07 ONLINE

BASES DE DATOS Y APRENDIZAJE DE LA TERMINOLOGÍA JURÍDICA: UNA REFLEXIÓN A PROPÓSITO DE LA ENSEÑANZA DEL DERECHO

RESUMEN: Indudablemente, en encuentros universitarios de este tipo, los profesores incidimos en la idea capital de promover una enseñanza eficaz y motivar al alumnado a través del aprendizaje bajo la temática general del uso de las ya no tan nuevas tecnologías de la información. Ahora bien, más allá del continuo debate propiciado antes de la irrupción del COVID 19 en nuestras vidas, que contrapone las clases magistrales a una enseñanza universitaria on line desligada de su entorno físico consustancial, no se nos debe escapar que la enseñanza del Derecho conlleva la consideración de unos hechos a los que les son aplicables las consecuencias jurídicas. Nada es más fácil y más endiablado a la vez. En esta idea, poco se habla de una herramienta ya tradicional empleada en el día a día de los juristas prácticos: las bases de datos jurídicas.

La incorporación práctica de las TIC. al mundo jurídico supuso un cambio revolucionario en lo que respecta al soporte de una producción jurídica, que incide no ya en las instituciones, también en la vida cotidiana de los ciudadanos, facilitando el acceso a todo tipo de documentación a través de bases de datos jurídicas tanto públicas como privadas.

Lo que llama poderosamente la atención en los foros de debate sobre docencia universitaria es que la tecnología en boga con utilidad de apoyo en la docencia del Derecho, como son las redes sociales, los podcasts, los blogs, o la gamificación ha desplazado –al menos, en apariencia– del panorama de discusión docente en ámbitos especializados a estas bases de datos, cuya principal virtud reside en acercar el lenguaje técnico a los alumnos. Unos medios con los que cuentan las universidades que, además, pueden inciar en la búsqueda concreta, siempre difícil, de la cada día más ingente producción científica, legislativa y jurisprudencial. Una realidad de futuro con la que los alumnos van a toparse cuando superen los estudios del Grado.

A pesar de cierta opinión favorable al acercamiento del lenguaje jurídico a los ciudadanos usando cualquier otro lenguaje más cercano, para afrontar una búsqueda en una base de datos hay que referir en la plataforma y con precisión la categoría, entre otras consideraciones: litispendencia, litisconsorcio pasivo necesario, eximente, etc.  Aquí reside el problema de la correcta y eficaz utilización de esta tecnología para la enseñanza del Derecho, ya que, estas tradicionales herramientas necesitan por parte del alumno de un mínimo dominio del lenguaje técnico. El Derecho es Ciencia con lenguaje propio, como lo es la medicina.

En definitiva, las bases de datos no serán útiles en la enseñanza de los alumnos de Grado si no atendemos a las particularidades del lenguaje técnico-jurídico ni a la adquisición de estas competencias por parte del alumnado. Por tanto, cabría plantearse en qué momento los estudiantes de Grado estarían preparados para afrontar ejercicios utilizando bases de datos jurídicas, a fin de dominar razonablemente el lenguaje jurídico con el que en el futuro se encontrarán. Algo que, necesariamente, no tiene que producirse en los últimos años del Grado ni en determinadas asignaturas. Todo dependerá de cómo el docente planifique sus clases prácticas.

Palabras clave

Aprendizaje Activo Educación Superior Tic

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Francisco José Tejada Hernandez

Ver Perfil


Comentarios deshabilitados

Los comentarios están deshabilitados, se habilitarán días antes del congreso. Recuerde que debe estar conectado para poder comentar.